Visita de la residencia de verano y el palacio en Pavlovsk
Pocos turistas llegan hasta esta residencia de verano del zar Pavel I, cuando aún no era imperador. Es una residencia muy casera, que refleja el estilo de vida de los príncipes rusos y de la aristocracia rusa. Un palacio único, que está fuera de la rutas turísticas batidas y con un gran encanto de modestia auténtica y tranquilidad.
Aquí puede sentir el verdadero espíritu de vida de la nobleza rusa del siglo XIX. El palacio, que conserva los muebles e interiores auténticos de la época de Pablo Primero, tiene atmósfera muy acogedora.




Made on
Tilda